La corta distancia entre la utopía y la bestialidad


Recientemente he estado leyendo el libro “Septiembre, martes 11: auge y caída de Allende”, de Luis Álvarez B., Francisco Castillo y Abraham Santibáñez, publicado a fines de 1973. En una sección sobre los orígenes de la Vanguardia Organizada del Pueblo (VOP), leí que uno de sus integrantes era un tal Luis Óscar Pérez Azócar.

Buscando en Google información sobre este sujeto, lo primero que me encontré fue una página en la que él mismo relata cómo fue que se convirtió en evangélico después de haber militado, no sólo en la VOP, sino también en el MIR. Debo decir que tuve algo de suspicacia respecto al texto, debido a las características que suelen tener este tipo de relatos, pero de todos modos lo leí entero y averigüé sobre los datos recogidos en él.

En cuanto al MIR en sí, afirma cosas que en general se conocen, pero que por si alguien no las sabía las transcribo:
– que ya en 1970/1971 disponían de armamento que no tenía ni siquiera el Ejército o Carabineros;
– que Salvador Allende conocía a “todos” en el grupo (al menos a la célula que se reunía en la casa de seguridad de La Granja);
– que tenían gente infiltrada en la prensa, en la Bolsa e incluso en los Tribunales, quienes los dateaban acerca de los bancos a asaltar.

Algo en lo que Pérez Azócar se equivoca en su escrito es en el año en que transcurren los hechos (1971), ya que sostiene que la fecha del asalto al banco que describe fue un 21 de septiembre; revisando el libro “Los Hechos de Violencia en Chile: del Discurso a la Acción”, comprobé que el asalto sucedió en la fecha mencionada, pero del año 1970. No obstante, es fidedigna la descripción de los hechos, en los cuales, por cierto, murió el cabo de Carabineros Armando Cofré López.

Lo que más me llamó la atención en su relato fue que la furia asesina del MIR habría estado a punto de llevarse nada menos que a la anciana señora que inició a Pérez Azócar en el culto evangélico. Revela además que, como los “guardias” de la casa de seguridad eran constantemente burlados por la señora -que entraba cuando quería-, estuvieron a punto de matarlos. Así tal cual: matar a sus propios compañeros, y más de una vez, dice. Si alguien duda de estas afirmaciones, debiera tomar en cuenta que los autores del libro citado en el primer párrafo calificaron en su momento a Luis Pérez Azócar como uno de los peores delincuentes de la historia policial de Chile.

Ahora bien, puede que alguien me diga que todo el mundo sabe que los miristas eran así de sanguinarios. Pero es que resulta que no es así. Aún recuerdo que, años atrás, en una discusión que mantuve con un socialista más o menos moderado en un foro de Internet, él le bajaba el perfil a los actos terroristas del MIR; incluso citó a esa célebre chiquilla que en Canal 13 dijo que encontraba “regios” a los asaltantes miristas, para graficar que -según él- los asaltos del grupo terrorista eran como en la serie de Batman de los años 60, a puros sock, paf, pum y sin ningún muerto. También recuerdo una entrevista relativamente reciente a Antonio Cortés Terzi (La Tercera, Cuerpo de Reportajes, domingo 27 de julio de 2008, p. 13), también PS, en la que al ser consultado sobre si se arrepentía de haber optado por la ‘violencia revolucionaria’, sin una pizca de vergüenza dijo que “yo estaba cumpliendo el sueño utópico de un muchacho de 19 años. ¿Por qué voy a renegar o arrepentirme de eso? Yo no hice ninguna barbaridad ni maté a nadie“. Pero estaba dispuesto a hacerlo, o de otro modo no habría ido a entrenarse militarmente nada menos que a Corea del Norte, como lo reconoce en la misma entrevista. Él y toda la gama de “yevolucionayiosh” iban a llevar al país a la dictadura totalitaria y a la guerra civil, ¿y lo único que atinan a decir es que se trataba de un “sueño utópico” de unos cándidos cabritos? “La instrucción militar [en Chile] se hacía casi con palitos y armas de juguetes“, agregó Terzi. Sí oh.

El problema es que mucha gente se lo cree, y no sólo de izquierda.

Por eso es valorable el testimonio de Luis Pérez Azócar, ya que al haberse desligado de ese mundo y sin tener nada que perder hoy, tiene la honestidad como para reconocer la naturaleza intrínsecamente maligna y asesina del MIR y de los demás grupos terroristas de la época.

10 comentarios sobre “La corta distancia entre la utopía y la bestialidad

  1. El problema será que, ante la verdad, mucha gente cerrará los ojos.

    Ejemplo: Típico estupido marxista que me trata de fascista por defender a Pinochet y me dijo que “mi amigo” Hitler había matado a app 5 millones de Alemanes. Yo le dije que considerara los 100 millones de soviéticos muertos por Lenin, y él dijo: “Bah. Puros datos truchos. Nunca hemos matado a nadie”

    Será pues…

  2. este tipo yo lo conosco estubo en mi casa como misionero evangelista en el sur predicaba muy lindo y se metio con mi hermana le iso un hijo y se fue mi hermana tenia 16 y el tiene ccomo 80 viejo de mierda si lo pillo lo mato no le crean nada

    1. Lo conocí era un lobo vestido de oveja andaba de misionero en el sur y dejo muy mal el evangelio era un delincuente grosero y pasao para la punta una rata si lo ven por ahí no le crean y cuidado con invitarlo a sus casas

  3. Primero es retener la infinita cantidad de categorías que se despliegan al analizar un tema como este inscrito en una época de crisis y violencia, para empezar Lenin no asesinó a 100 millones de rusos, solamente fue un ideólogo marxista que organizo y logró una revolución de trabajadores, campesinos y militares rusos para dar una dirección e identidad a su país, terminando con un sistema medieval como la monarquía de los zares, Iósif Vissariónovich Dzhugashvili “Stalin” que se puso ese nombre que significa “acero”, se apodero del poder político instalando una dictadura que el denominaba “marxista del proletariado”, transformando el proyecto político y adueñandose del toltal poder para asesinar, reprimir y exterminar a cuanto opositor encontrara, incluyendo a todos los bolcheviques comunistas, trosky que hicieron posible la revolución rusa,, cualquier natural chileno con cuarto medio y una lectura mediocre de Carlos Marx, comprendera al instante que el “stalinismo” en rusia, “Mao” en china o “Fidel” en cuba,, nunca se aproximaron en lo mas minimo a una sociedad comunista basada en la teoria de Marx y Engels.

  4. Como encabeza el articulo, Utopía significa en su etimología “no lugar”, “otro lugar”, asociado a la política o el poder no existiría tal utopía, el poder economico y politico a nivel mundial ya está tomado,, no se puede hacer un “otro lugar” en medio del africa o en la luna que escape y funcione libremente al margen del neoliberalismo,,, la única solución posible es tomarse todo el poder y restaurar el sistema desde sus bases para instalar un “otro lugar” (utopía).

  5. Es verdad que los partidos políticos de ultra izquierda en chile provocaron bajas planificadas, como el emblemático caso de “Jaime Guzman”, pero si queremos referirnos a “bestialidad humana” las dictaduras Latinoamericanas no se quedaron atras, es verdad que el Stalinismo (que nunca fue marxismo, como quiere y lo logra el oficialismo en sus discurso político ideológico, sobre personas flojas que no leen y por tanto no conocen la historia universal mas que leyendo los diarios, tv., o páginas de internet sin rigurosidad científica) extermino millones de seres humanos, sumando el nazismo contra gitanos, comunistas y judios, historicamente la religión católica extermino en todos los continentes en nombre de la cruz, espada y fuego etnias enteras elevando mas victimas que si sumamos al stalinismo y al nazismo, pero en latinoamerica especificamente en nuestro querido chile, los honorables oficiales de las fuerzas armadas (no ligados a una utopía, por que ellos no pueden pensar mas allá desde donde empieza a pensar un superior), utilizaron métodos medievales para exterminar a civiles, profesores, estudiantes y trabajadores, solo basta con leer el informe rettig del estado que inicia el proceso de verdad y reconciliación, para leer eso habría que primero sacarse el mp4 con reggaeton de los oidos, la flojera mental que aniquila la vision en la lectura y dejar de ver los reality pelotón, metodos avalados por un dictador típico mediocre y brutal, como la casa de tortura “La Discotéque o Venda sexy” especialista en torturas sexuales,, sobre mujeres desnudas, amarradas y vendadas desde de 15 años hacia arriba,, “villa grimaldi” con hierros y liquidos candentes sobre los “detenidos políticos” que ahora es museo de la memoria visitado por turistas de todo el mundo (lindo museo nos dejo el dictador hee)
    la utilización de (Perros) estimulados por drogas para violar prisoneros y prisioneras,, todo un cuadro de pelicula del cine gore.

    Si querer instalar en chile el reconocimiento de los derechos humanos universales, como salud, educación y vivienda “gratis”, una constitución politica democrática como en cualquier país de europa es sinónimo de “terrorista utópico ligado a la bestialidad”, me considero a mucha honra uno de ellos,,, tenemos todo el cobre y minerales, todo el mar y sus productos todos los bosques y materias primas, ya la burguesia chilena y políticos (que también son burgueses) lo han robado por 200 años, ahora se puede planificar un pais con asistencia social, hospitalidad y justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s