Una sociedad indefensa


por  Sebastián Opazo 

El domingo 25 de Septiembre el Alcalde por Providencia Cristian Labbé, ha dado en el clavo en el programa Tolerancia 0; el Estado de derecho se ha violado sistemáticamente el último tiempo a vista y paciencia de todos”.
Muestra de ello ha sido los continuos ataques hacia Carabineros con absoluta impunidad y a veces una aprobación tácita o fáctica de muchos actores sociales y que deja perplejo a cualquier ser levemente racional.
Carabineros de Chile, una de las mejores policías del mundo y admirada por muchos países, dado a sus disciplina militar y su profesionalismo -muestra de ellos son las decenas de estudiantes y policías extranjeros que vienen a formarse en las escuelas policiales chilenas- , están en una completa indefensión ante el delito y la violencia individual, social y política, y sin reales atribuciones para hacer respetar el imperio de la ley.
Imágenes de Carabineros heridos y siendo atacados por turbas de delincuentes, cobardes y violentistas, son muestra del problema de una creciente anarquía y violación del Estado de derecho que cada vez se hace más frecuente e incluso ya aparece normal.
¿Quiénes son los responsables de esta indefensión de Carabineros? Los Gobiernos han tenido una actitud laxa ante la delincuencia y sin dar un respaldo al accionar policial.
Tristemente célebre fue el día cuando el presidente del colegio de periodistas Alejandro Guille salió en cámaras junto a la Presidenta Bachelet a criticar PÚBLICAMENTE a Carabineros y dar de baja a funcionarios dado a las presiones de los periodistas.
Detrás de ese accionar político de los gobiernos anteriores y el actual, se esconde la lógica que para un gobierno le es mucho más “beneficioso” que muera o sea herido un Carabinero que un violentista.
Si muere un Carabinero, entonces vendrá el ministro del Interior y la plana mayor de Carabineros a hacer guardia al féretro y dar los discursos correspondientes, luego su nombré será inscrito en el monumento a los mártires caídos y ¡listo¡ , “murió por el deber”.
Si muere un manifestante violentista, entonces se gritará de las gargantas progresistas “volvio la dictadura”, “represión policial” y otras dulces melodías terroristas; se denunciará a Carabineros y a quien se atreva defenderlos ante la comisión de DD.HH, el periodismo hará reportajes de este “hijo de la dictadura” y quedarán bajo la condena pública.
En otras palabras, NO EXISTE REAL VOLUNTAD POLÍTICA para imponer el estado de derecho y el orden social, que es clave para el desarrollo de la sociedad, y se ha sistematicamente debilitado el accionar de Carabineros empezando por el hecho de la derogación de la ley de detención por sospecha.
La sociedad en general también es responsable de esta indefensión.
En poblaciones completas se dispara a Carabineros y los apedrean cuando entra a una población a restablecer el orden, y combatir el micro y narcotráfico; defienden a delincuentes, y atacan a defensores de una sociedad libre.
No extraña que luego esos hijos le peguen a sus padres, profesores y toda autoridad, ya que se ha perdido el principio de la disciplina, esfuerzo, deber y orden.
Por último, un poder judicial sumamente garantista como el nuestro, es también responsable de la indefensión policial.
Rodrigo Palma, el juez quien dejó libre al anarquista que pateó en el suelo y dejó ciego de un ojo a un Carabinero, es una muestra de las debilidades y falencias de una política judicial garantista y donde pululan por doquier jueces de “sensibilidad” progresista que miran con desconfianza todo lo que tenga uniforme.
El noble juramento de Carabineros al ingresar a la institución y al servicio de Chile “ Carabinero, juro por Dios y por esta bandera, seguir fielmente los deberes de mi profesión, velar por el cumplimiento de las leyes de la República, velar y defender la vida, de todo sus habitantes, rindiendo la mía si fuere necesario, en defensa del orden y la patria”.
Está siendo plasmado con sangre verde, sangre que corre a borbotones, gracias a su indefensión y una nación que no reconoce la importancia de la labor policial.

5 comentarios sobre “Una sociedad indefensa

  1. Como comente en el post anterior, estamos como ‘1984’, donde aplicar el Estado de Derecho es sinónimo de represión. Las palabras se usan al revés o simplemente, se las distorsiona.

  2. Lo que se ha perdido en todo ambito ,es el respeto por la autoridad,por nuestros mayores…..la sociedad està enferma…..nadie respeta a nadie…no son sòlo los carabineros los pasados a llevar……

    Elba ANA MONSERRAT Y MARIO RIVAS Espejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s