Discriminados por la ley contra la discriminación


Por Silencio Permanente   

Hoy se discute la Ley Antidiscriminación en el Congreso. Es un tema prioritario, claro. Sobre todo en momentos donde se discute de nimiedades como el presupuesto 2012, o el mejoramiento de la educación (aunque esto no se discute tanto, porque los líderes estudiantiles parece que se sacaron la careta y ahora su consigna es directamente la destrucción del orden público, en vez de los románticos versos que repetían -cual juglares modernos- por todos los medios, los que gustosos les abrían las puertas).
El caso es que, guste o no, los lobbistas ad- hoc han determinado que es prioritario para la agenda pública que el país cuente con una ley que prohíba la discriminación. Esto es muy propio de una nación que cree que todo se soluciona con normativas, como si éstas cambiaran mágicamente elementos que son propios de la cultura del país. De esta ley, para variar, poco se sabe, porque el asunto se ha mantenido en la nebulosa, y también porque tratar materias como éstas en un documento legal es algo bastante complicado.
Lo interesante es lo siguiente: mientras todos los voceros de los movimientos que impulsan la materia se pasean por los mismos medios que ya no tienen más grupos opositores al Gobierno para echar mano (no se van a quemar más de lo necesario apareciendo como voceros del flamante 14% de la población), observamos cómo crece la atención en uno que tiene bastantes ganas de entrar al ruedo político más duro, como es Pablo Simonetti. Su presencia desnuda una paradoja en sí misma: la discriminación de los anti- discriminación. Claro, porque durante años la posición de vocero de estas causas tan nobles y relevantes para la sociedad en su conjunto, como les gusta decir a los progres, la ocupó un personaje “discriminable”, de quien no diré su nombre, pero mencionaré que es pelado, chico y feo (?). Cuando la posta la tomó Simonetti, entonces ahora sí todo esto es visible y digno de ser mencionado en la prensa. Es la paradoja, ¿no? El principal defensor de las minorías es el que representa mediáticamente una mayoría social, o al menos un grupo interesante.
Bastante gracioso, aunque ya habrá tiempo para hablar del tema en serio.

9 comentarios sobre “Discriminados por la ley contra la discriminación

  1. ‘La Nación’ chilena comenta el duelo que tuvo Simonetti con Antaris Valera, representante de la comunidad Evangélica.

    Los militares podrían quejarse, pues los discriminan al no aplicarse la igualdad ante ley.

    Lo que no entiendo es por qué la comunidad judía apoya a los gays, a menos que sean judíos de izquierda.

  2. Estas leyes son nombre y apellido. Se beneficia a gays de izquierda, mapuches y cualquier grupo que demográfico que pueda votar por la concerta.

  3. Así es. Sólo la izquierda tiene derechos (no olvidar aquellos que fueron inventados por y para los izquierdistas, como los DDHH).
    Muchas gracias por el eco del escrito. Es un honor contribuir en este sitio.

  4. La comunidad judia apoya todo lo que destruya nuestra sociedad cristiano occidenta.
    ¿vieron quien era el sucesor propuesto por Giorgo Jackson para mantener el movimiento suedoestudiantil en la FEUC? Un judio.

  5. No existe nada mas discriminatorio que una ley de discriminacion como èsta.
    Ademàs, viola derechamente el derecho a la libre expresion.
    Es una verdadera inquisicion progresista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s