REVISTA JUPITER

"Moral es la felicidad de la mayoría" Adam Smith

La Concertación es un cartel económico, no una coalición política


por Ciro Cárdenas

Usando el actual sistema electoral binominal combinado con un enorme aparato de cohecho que explotó los programas sociales en favor de los candidatos del régimen, la Concertación consiguió la mayoría en el Congreso que le permitió imponer sus términos y que hoy dificulta seriamente la acción del nuevo gobierno.

Sin embargo, ahora que se aproxima un nuevo evento en el que deberá enfrentar las elecciones sin la ayuda del corrupto uso de los fondos sociales, la Concertación presiona para que se cambien las reglas electorales binominales y el sistema incluya cupos para partidos pequeños, con ánimo de salvar cuanto pueda de esta espuria mayoría.

La efectividad de poner los programas de generación de empleo, de indemnización y pensiones para exonerados, de rescate de la extrema pobreza, etc. puede probarse en el hecho de que son pocos los diputados y senadores progresistas que no se hayan apoyado en ellos para, protagonizando la repartición de esos beneficios en época de elecciones, hacerse del cupo en el Congreso.

Siendo largo entrar en el detalle para cada congresista de la Concertación, resulta muy ilustrativo el caso del Presidente del Senado, Guido Girardi y del Vicepresidente, Juan Pablo Letelier, de la misma institución, ambos dueños de un largo prontuario que incluyó no sólo la ayuda descarada del gobierno de la época sino además muchos episodios de propia iniciativa en actos corruptivos. En el siguiente video el periodista Tomás Mosciatti hace un repaso del prontuario de Girardi:

Y en el siguiente enlace El Mercurio consigna parte del de Letelier (cuya familia, antes de que esta persona entrara en la trenza política local recibió una enorme cantidad de dinero como indemnización por el asesinato en Washington DC del padre de Letelier, aunque jamás pudo probarse la participación criminal de agentes del gobierno chileno).

Muchos de otros actuales honorables llegaron a su jugoso puesto como continuación del disfrute de otro jugoso cargo en el gobierno concertacionista, siendo no descartable que además hayan aprovechado el aparato de cohecho con las platas sociales (sería cosa de una investigación que no esté en manos del también inconfiable aparato de la Fiscalía). Entre ellos recuerdo a Ricardo Lagos Weber y a Felipe Harboe que saltaron desde el mismo puesto hacia el Congreso, y en el caso de Lagos Weber habiendo previamente abonado el terreno DESDE SU CARGO para aterrizar en tan envidiable puesto.

Lo claro es que la actual composición del Congreso es ilegítima, no corresponde al libre enfrentamiento de ideas sino a componendas y arreglines. Y en tales circunstancias, es del todo inmoral e impensable que se acoja la presión de los favorecidos con este corrupto apoyo del gobierno pasado para que, ahora que no está, se cambie el sistema electoral antes de las próximas elecciones.

Los chilenos merecen la oportunidad de conformar la composición del Congreso sin las graves distorsiones de la corrupta acción concertacionista, y para ello no se necesita introducir ningún cambio en el actual sistema.

Una vez que el Congreso tome una composición y forma más legítima que la actual, puede estudiarse cualquier posibilidad de mejorar los esquemas electorales, las circunscripciones y muchas cuestiones que hoy ni siquiera se mencionan (principalmente aquellas orientadas a reforzar la descentralización).

Salvo un sector que yo llamo “decechistas”, no veo que a nadie en la derecha le interese consagrar la mayoría actual del Congreso. Los disidentes que conforman el piñerismo (o “nueva derecha”, “derecha liberal”, o como quieran llamarse) deben esperar que las próximas elecciones del 2013 se lleven a cabo sin la inmoral distorsión de un cambio que consagraría la espuria composición nacida del cohecho institucionalizado.

Y a este respecto debe haber claridad de parte de los demás sectores de la derecha. Por ningún motivo debe aceptarse cambios ni componendas que tengan efecto para las próximas elecciones. El pueblo de Chile merece la oportunidad de tener un Congreso que de verdad lo represente.

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: