REVISTA JUPITER

"Moral es la felicidad de la mayoría" Adam Smith

No hay Plan B


por Ciro Cárdenas 
La primera señal de que algo no andaba bien fue cuando, atónitos, vimos que apenas asumir el Presidente Piñera invitó a los líderes de la Concertación a constituir un “gobierno de unidad”, a sumarse a las labores de gobierno.

Esto ocurría luego que desde el 17 de enero del 2010 se desatara una enorme operación de trasvasije de fondos hacia las ONGs controladas por la Concertación, de combate virulento hacia la figura de Piñera por los periodistas afines al régimen saliente y hasta de grave aprovechamiento de las calamidades del terremoto para despojar al nuevo gobierno de recursos para atender las terribles emergencias.

Por entonces, todos esperábamos lo contrario. Creíamos venir una fase de depuración de lo mal obrado en 20 años, de revisión de las infinitas irregularidades y, en definitiva, de escarmiento para la administración pasada llevando a la luz del día tanto abuso y a la justicia a tanto abusador impune.

Pero las sorpresas siguieron con la designación de un gabinete muy técnico, que incorporaba como ministro a un líder del gobierno saliente, que instalaba en el Ministerio del Interior a un íntimo de Piñera sin trayectoria política destacada y que dejaba abajo de la micro a los más connotados líderes derechistas que suponíamos se harían cargo de corregir el rumbo, reponer valores pisoteados por la Concertación y actualizar el modelo de desarrollo que bajo el régimen pasado sirvió básicamente para enriquecer a los líderes y apitutados.

Todo esto acompañado de designaciones de altos funcionarios concertacionistas que fueron incomprendidas por moros y cristianos. Los concertacionistas acusaban a Piñera de querer quebrar su coalición, los aliancistas de desprecio de los muchos talentos que esperaban una oportunidad.

Algunos empezaron a acusar a Piñera de liderar “el V gobierno de la concertación”. Por mi parte, pensé que el Presidente era débil en sus convicciones ideológicas y demasiado ganoso, cuestión que el obstruccionismo concertacionista aprovechaba a cada paso magnificando en los medios cualquier gaffe o minucia.

Pero todo esto empezó definitivamente a pintar mal en la respuesta al activismo izquierdista que agitaba a estudiantes. La intervención de Piñera fue —de nuevo— un salvavidas de plomo para el ministro Lavín bajo ataque, a quien maniató con un plan ridículo que más parecía una campaña de marketing pergeñada en el baño. Y esta manía de imponer su visión en este asunto fue la que finalmente aburrió también a Bulnes que emprendió las de Villadiego apenas pudo colocar un proyecto en el Congreso.

A todo esto ¿cuál es la visión de Piñera?

Es ahora de toda evidencia que el objetivo del Presidente es darle crédito al progresismo (que ni ellos mismos han comprendido hasta estos últimos días) y, posando como sensible a sus demandas (que serían las del “pueblo”), con ello desacreditar y aislar al sector más fuerte de la derecha (donde no figuran sus incondicionales), representado por la UDI y la cúpula genuinamente derechista de RN.

Los congresistas incondicionales de Piñera, por su parte, han fabricado un conflicto al interior de RN mediante el cual buscan “probar” que el Presidente de ese partido atornilla al revés. En este sentido, la senadora Lily Pérez ha llevado la voz cantante. Al tiempo que abraza las iniciativas populistas que sabe de difícil digestión en la derecha, sale con disparatadas acusaciones hacia la directiva de RN, como si su cargo de representatividad hubiera surgido “pese” a la gestión de su partido.

Lily Pérez no es la única. El grupo de los incondicionales de Piñera que están en esta parada es razonablemente considerable (cerca de 10 que han salido del closet, desconozco si hay más todavía guardándose) y ciertamente cuentan con el apoyo de La Moneda desde donde se han coordinado reuniones para organizar el disenso.

En esta línea, el Presidente Piñera no ha estado inactivo. Convocó a los 4 ex presidentes concertacionistas y todos han “exigido” una reforma tributaria para sacarle más dinero a los ricos y, “coincidentemente”, han apuntado a la necesidad de cambiar el esquema electoral, cuestión que en mi opinión es deshonesta y grave. Y así lo expuse en mi artículo anterior.

Como se ve, se repite el esquema. Acoger reivindicaciones izquierdistas y generar con ellas disenso al interior de la alianza gobernante.

Dejando para después otros aspectos de este asunto, la primera cuestión inquietante es ¿cómo esperan estos “disidentes” que la directiva del partido que atacan vaya a gestionar sus repostulaciones? Siendo que la actual directiva de su partido cuenta con mayorías que fácilmente les pueden alejar ¿cuál es el plan B que estas personas tienen pensado para continuar en política?

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “No hay Plan B

  1. Javier Bazán en dijo:

    Piñera ha sido nuestra generación, el Eduardo Frei Montalva. Por todas partes, él muestra que nunca ha sido de derecha y de que carece de convicciones firmes. Se mueve a dónde calienta el sol. Todas sus intervenciones en diversos foros previamente en los últimos veinte años, ya sea en Casa de Piedra y en otros, lo ha dejado más ridículo. Cuando termine su gobierno, que no abra la boca.

  2. revistajupiter en dijo:

    En twitter andan varios de sus asesores, da pena como intentan justificar sus malas decisiones. El argumento que tienen es uno sólo “la concertación no lo hizo en 20 años”. Según mi punto de vista, la concertación se mantuvo en el poder por no hacer lo que está haciendo Piñera.

  3. Rolando Piña en dijo:

    Exacto, la concerta sabía que si modificaba el binominal sólo iba a salir perdiendo pues la proporcionalidad les iba a restar votos impidiendo el “doblete” en las regiones y distritos hegemónicos. Ojala que las municipales le sirvan de alerta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: