REVISTA JUPITER

"Moral es la felicidad de la mayoría" Adam Smith

El derecho (casi) irrenunciable a ser donante


por Miguel Romero

La Comisión de Salud del Senado aprobó una indicación a la Ley de Donante Universal que estipula que la voluntad de no ser donante de órganos deberá establecerse en notarías y no frente al Registro Civil. Considero esta indicación improcedente y anticonstitucional.
En el capítulo III (art. 19), la Constitución asegura a todas las personas “el derecho a la integridad física”. No dice que este derecho termina con la muerte de la persona y, además, dice: “Se prohíbe la aplicación de todo apremio ilegítimo”
La integridad física de la persona es violada con esta indicación, y se trata de un apremio ilegítimo el exigir una declaración jurada ante notario para dejar constancia del deseo de ser no donante. Esto es discriminatorio contra personas de bajos recursos que tienen otras prioridades en vez de gastar en la defensa de su integridad física post mórtem. ¿Cuál sería el siguiente paso si es que esta medida no trae consigo el éxito deseado? ¿Amenazar con pena inconmutable a las personas que mueran sin dejar que les extraigan sus órganos?
Una indicación correcta y aceptable sería estipular que aquella persona que no está dispuesta a donar órganos tampoco pueda recibirlos.
Está bien apelar a la conciencia de las personas para conseguir una disposición mayor a donar órganos, pero siempre considerando la voluntariedad. Mediante campañas positivas a favor de los trasplantes (que no estigmaticen a los no donantes); o bien complementar la consulta al renovar la licencia de conductor o cédula de identidad con un formulario en el que se declare no querer donar, pero tampoco aceptar órganos.
La farándula mediática en algunos casos de trasplante de órganos, con una crítica más o menos solapada a los posibles no donantes, es denigrante y está totalmente fuera de lugar.

Navegación en la entrada única

4 pensamientos en “El derecho (casi) irrenunciable a ser donante

  1. Javier Bazán en dijo:

    Hay que apelar al tribunal constitucional. ¿Dónde están aquello defensores de que uno es dueño de su cuerpo y, por eso, si se trata de las mujeres pueden abortar?

  2. ¿Será complicado impugnar esta ley frente al TC? Se violan otras leyes pre-existentes, de mayor valor, lo que puede implicar, que quienes la apliquen y “faenen” un cuerpo, pueden terminar presos.

  3. revistajupiter en dijo:

    no sé de ningún parlamentario que esté contra esta ley

    PD: Estoy de vuelta, luego de 1 semana fuera del país.

  4. Javier Bazán en dijo:

    Bueno salir fuera del país, para tomar aire fresco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: