La educación era un medio, el fin es otro


por Javier Bazán

Al parecer la última columna del profesor de Historia y abogado, Gonzalo Rojas Sánchez, “Distorsiones universitarias” publicada en “El Mercurio de Santiago” se adelantó al lanzamiento de las candidaturas de los dirigentes comunistas universitarios al parlamento, Camila Vallejo, Karol Kariola y el ex candidato a alcalde por la comuna Estación Central, Camilo Ballesteros.

 La columna ilustra que a las personas mencionadas y otras, como Giorgio Jackson el tema de la de la educación fue un pretexto para otra cosa. Los dirigentes universitarios de izquierda pretendieron que las federaciones estudiantiles de las respectivas universidades tenían poca vida, o eran un pretexto para otra cosa. ¿Qué cosa? Un trampolín para comenzar una carrera política. Ellos quisieron “vender la pomada” para usar un chilenismo, que querían abocarse solamente a mejorar la educación. Una preocupación desinteresada, altruista y sin propósitos utilitarios. Sin embargo, poco a poco con el beneplácito de la prensa que no les formulo preguntas incómodas fueron cambiando las demandas. La calidad, luego el lucro y, por último cambiar la estructura económica y política del país con una asamblea constituyente.
 En la rueda de prensa que ofrecieron los dirigentes juveniles comunistas, sostuvieron que : “Creemos que en Chile hay que hacer cambios profundos en el sistema político; y los jóvenes y nuestra generación, que es protagonista de los alzamientos del movimiento social, no se puede quedar como meros espectadores. Creemos que tenemos que pasar de la galería a la cancha, hacernos cargo y no sólo tirar las piedras desde la vereda del frente”. Agregaron: “Queremos levantar un programa desde la juventud, para eso hicimos una convocatoria amplia. Hay temas que no se están abordando y tienen que ver directamente con nosotros, más allá de una nueva constitución, y de los cambios profundos que necesita el sistema educacional y de salud. Están el tema del aborto, que es muy importante, y el de una nueva política de drogas”.
 Defienden una educación pública, con todo, tanto Camila como Camilo estudiaron en colegios privados. La primera estudió en el Colegio Raimapu y el ex candidato que todavía se ha recibido, estudió primero en el Colegio Saint George y luego en el Colegio Latinoamericano de Providencia. Y así y todo, desean volver al proyecto de la Unidad Popular e eliminar la libertad de enseñanza.
 Eso era el fin, de la educación pasamos a la salud y de ésta al sistema económico, y de ahí a la asamblea constituyente. Lo que omiten los nobles estudiantes, pues todavía son egresados, es que la salud y la educación estatal es la mala, no la privada. Recientemente, el máximo líder del Partido Comunista chileno, el diputado Guillermo Teillier fue atendido en la Clínica Reñaca , en la comuna de Viña del Mar que es un hospital privado, que fue creado por un grupo de médicos hace más de veinte años. Con fines de lucro. El diputado no quiso atenderse por Fonasa y esperar su turno como el resto de los cristianos.
 Tenía entendido que la Izquierda enaltecía la política de la calle y despreciaba el parlamento, porque según los académicos de ese sector, la democracia representativa estaba agotada. Asimismo, si ellos, los dirigentes juveniles universitarios se autodefinían como “actores sociales”, no entiendo la siguiente afirmación:“Creemos que tenemos que pasar de la galería a la cancha, hacernos cargo y no sólo tirar las piedras desde la vereda del frente”. Hasta hace poco, la cancha era la calle, no el parlamento. Y si estaban en la galería, entonces, no eran actores.

En la último entrevista que le realizó el diario de izquierda inglés “The Guardian” a Camila Vallejo y que el diario ‘La Segunda’ reproduce algunas partes, ella insistió que : “Nos dimos cuenta que el problema era mayor, el problema era estructural”. No sé en que estaba pensado el periodista inglés, que califico a la dirigente comunista de “revolucionaria”. Después de todo, los ingleses la única revolución que tuvieron fue una restauración y uno de los grandes teóricos del pensamiento conservador, Edmundo Burke era contrario a los revolucionarios del estilo Vallejo, quien es descendiente directa de los revolucionarios franceses. El culto a la personalidad. Si se trata de esto último, el noticiero de Microsoft, MSN , calificó a Camila como “la revolucionaria más bella”.

 

Por ‘La Segunda’ me entero que la dirigente comunista viajó a Inglaterra a Universidad de East London a reunirse con los otros estudiantes. Anteriormente, había viajo a la capital norteamericana ha recibir un premio de una organización izquierdista, Orlando Letelier por promover los derechos humanos. Y antes en Alemania y Cuba. ¿Cómo lo hacen siendo egresados?
 La egresada, mas no titulada agrego: “El debate se convirtió en uno sobre el vínculo entre la educación y el gran modelo económico en Chile,”. A los liberticidas los dirigentes estudiantiles universitarios no les gustan la libertad económica, que es la base la libertad política. No al revés. Los dos grandes malls que se han inaugurado este año, el Costanera Center de Providencia y el de la isla de Chiloé, ubicado en la ciudad de Castro han sido un rotundo éxito. No obstante, oponerse los progresistas. Una nota de un diario afirmaba que la industria del lujo creció un 10%, y otra nota decía que el sexo masculino también se estaba interesando por el lujo. Este último no son solo joyas. Una de las últimas noticias que leí en el cuerpo “Economía y Negocios” del ‘El Mercurio’, decía que el 70% de las personas que iban al vilipendiado Costanera Center compraba con tarjetas de créditos.
 Desde luego, desde que comenzó el llamado “Movimiento Estudiantil” hasta la presentación de las mencionadas candidaturas los periodistas y los animadores de programadas de conversación, nunca le preguntaron sobre sus respectivas tesis o pruebas para recibirse de tal cuál carrera. El profesor de la Pontificia Universidad Católica escribe: “Obvio, porque su objetivo es otro, muy distinto: es la política de todos los días. Por eso, no extraña que Ballesteros haya sido candidato a alcalde sin haber terminado aún sus estudios, y que Jackson o Vallejo estén evaluando sus postulaciones, cuando apenas meses atrás se revestían de un aura academicista”. Discrepo del profesor del aura académica de los dirigentes. Si fuesen estudiantes normales, primero terminan sus carreras y luego buscan otra cosa. Aquí han puesto la carreta delante los bueyes. Los periodistas, incluyendo los iluminados de “Tolerancia Cero” nunca le preguntaron a la estudiante de la Universidad de Chile, Camila Vallejo si tenían que rendir una prueba o hacer un trabajo de investigación; tampoco a la matrona de la Universidad de Concepción, Karol Kariola ; ni al estudiante de Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física de la Universidad de Santiago de Chile, Camilo Ballesteros . Eso si serían preguntas incomodas a personas que desean figurar en el mundo público para no perder vigencia. El aparecer que hablaba el filósofo alemán, Hegel y que más tarde retomo el filósofo norteamericano, Francis Fukuyama.
 Si alguien hace un trabajo de recuerdo, notara que las personas que estuvieron en la presidencia de las federaciones, luego tienen cargos públicos. Después que se reciben, muchos entran como asesores de los parlamentarios o se consiguen un trabajo en el municipio. El hecho de que tengan aspiraciones es legítimo. El actual senador de Renovación Nacional, Francisco Chahuán estuvo en la Federación de Estudiantes de la Universidad de Valparaíso.
 ¡Y qué decir de los dirigentes estudiantiles de oposición durante el Gobierno Militar. Muchos de ellos, por haber ocupado esos cargos les daban el derecho de pedir a los políticos más experimentados tal o cuáles cargos!
 Ahora bien, pretender que las federaciones de estudiantes universitarias están solamente para resolver los problemas de los estudiantes, es abusar de éstos últimos. Es engañar. Sinceramos las cosas. El famoso “Movimiento Estudiantil” que comenzó Camila Vallejo el 2011 para mejorar las condiciones de los estudiantes fue una farsa. Ese es el medio para quitarnos la libertad.
 Los estudiantes universitarios de izquierda quisieron darle un aura puritana a los respectivos cargos, sin embargo, todos sabemos que las federaciones de estudiantes universitarias es el primer paso para figurar en la esfera pública. Pretender lo contrario, como quisieron Camila Vallejo, Karol Kariola, Camilo Ballestero y otros es verse la suerte entre gitanos.

4 comentarios sobre “La educación era un medio, el fin es otro

  1. No faltan los que la defienden a pesar de haber perdido un año de sus vidas para que ella pueda ser diputada. Los estafados son los últimos en admitir que fueron víctimas de una estafa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s