Etiqueta: elecciones

La campaña de @CNNChile contra Evelyn Matthei

A continuación transcribo algunas  preguntas que hizo la periodista Matilde Burgos a Evelyn Matthei. Luego de leer esta emboscada disfrazada de entrevista, sugiero hacer un reclamo aquí.

 

– ¿Dónde queda la mujer intensa, apasionada, visceral, que reacciona de repente con garabatos, y que no la hemos visto en esta campaña? ¿Es básicamente autocontrol, no toma nada?

– ¿Cual es su balance del mes de septiembre en relación a esta campaña electoral? (Matthei dice que fue difícil hablar del futuro porque todos le preguntaban por el pasado) Matilde Burgos le responde “Porque el país estaba en eso” y luego remata “¿no era mejor empatizar con lo que había en el sentimiento de los chilenos?”

 

La dictadura ocupó la fuerza del Estado para imponer un proyecto político. (Matthei le recuerda sobre las víctimas del terrorismo de Sendero Luminoso en Perú)

– Estábamos hablando de Chile, con el recuerdo de las víctimas de Chile, ¿no fue tal vez un error no empatizar con eso?

– En ese momento cuando usted dice “yo tenía 20 años y a mí no se me puede pedir que pida perdón” ¿se arrepiente de haber dicho eso?

– ¿Usted habla de régimen militar, dictadura, gobierno militar? (Matthei dice “gobierno militar”)

– ¿Fue un error, como dijo el Presidente Piñera, haber votado que sí?

– ¿No le da rabia que usted haya salido un poco trasquilada, después de estas declaraciones?

– ¿Cómo califica usted ese episodio? (Piñeragate)

– ¿Que le dice, no sé,  la vida que su principal contrincante sea la hija del que le regaló esos árboles a su papá?

– ¿Si sacamos la racionalidad, qué le dicen esos árboles cuando usted los mira con mayor detención?

– ¿Qué recuerdos tiene del General Bachelet?

– ¿Cuál es su relación con la señora Ángela Jeria?

-¿Usted estaría dispuesta a indultar a algunos de esos militares condenados por delitos de DDHH?

– ¿Cuánto daño le puede hacer a su candidatura, Franco Parisi?

– ¿Cómo se entiende que una candidata de derecha apele a programas económicos de países como Alemania, Noruega, que son países donde impera la socialdemocracia?

– ¿Usted estaría dispuesta a subir la carga impositiva?

– ¿Le tiene miedo a subir los impuestos?

Hay mucha gente que no le cree porque usted cuando se estaba subiendo el salario mínimo fue una de las principales detractoras.

Hay mala educación en Chile y eso es reconocido por todo el mundo ¿cuál es la propuesta suya en materia de educación?

– Usted ha insistido que va a entregar una subvención para las familias ¿eso no es matar la educación pública?

Crónica de las primarias

por Javier Bazán

A mí por quinta vez me toco ser vocal de mesa en una elección. Esta vez fue por las primeras primarias nacionales que se realizaron el 30 de junio. Lo bueno es que ahora pagan, cosa que antes no hacían. Con todo, para cumplir un deber hacia la República, el propio Estado y los parlamentarios que resuelven la cantidad a pagar por cumplir un deber cívico, es bastante tacaño. Estaría conforme que a los vocales designados por sorteo les pagaran mínimo $100.000, no los $15.000 actuales. En la penúltima elección fueron $7000, teniendo en cuenta si el vocal no asiste le puede llegar una multa desde $80.000 hasta $300.000, lo que es desproporcionado.

Durante el proceso eleccionario de las primeras primarias, muchos electores se dieron cuenta que cuando fueron a votar, que estaban inscritos en un partido, porque según el Servicio Electoral, en el pasado había dado su firma a una causa, por ejemplo, salvar a las ballenas. Y algunos partidos de Izquierda, se los habían adueñado con el propósito de juntar firmas. Eso no es nada. Un colega vocal que fue vocal en la elección municipal pasado, le llegó una notificación de la Corte, porque se había ausentado ese día. Fue a la Corte respectiva a explicar su situación, arguyendo que él había con sus obligaciones cívicas. De ahí tuvo que ir al Servicio Electoral a sacar una fotocopia de la página del libro del registro electoral, donde estaba puesta su firma. Hecha esa diligencia, volvió a la Corte, y ésta simplemente lo tramito, diciéndole que volviese tal día. Fue el día fijado, la cosa seguía igual, hasta que finalmente se aburrió. Ni siquiera la Corte le mando por correo para notificarle que su asunto estaba resuelto. A mi paso lo mismo en el cantón de reclutamiento, como quede fuera, fui a pedir el certificado. Fui unas cuantas veces, hasta que me aburrí. LEER MÁS…